Home Time: el delicado trabajo de la rotulación

Hoy me propongo terminar de contaros cómo ha sido el trabajo con Home Time. En la entrada anterior hablé del contrato y de la negociación. Ahora retomo la historia: ya teníamos la traducción y todos los archivos listos para rotular. Lo que queda no puede ser muy difícil ¿no?, ¿no?

Vale, archivos limpios, traducción lista, nos ponemos a rotular. Vaya, la edición en inglés está rotulada con una tipografía creada por el autor. Es más, hay bastantes textos que están metidos a mano… Bueno, no pasa nada. Completamos las tipografías con los caracteres necesarios para escribir en español y nos ponemos a ello. Intentamos darle el toque más artesanal y natural que podemos a la rotulación. Es un trabajo mucho más exigente de lo que pensábamos al principio pero podemos con ello.

Tenemos suerte de contar con un ilustrador de confianza que nos aconseja y nos va guiando para que no se pierda ese toque manuscrito que tiene la edición original. También se encarga de diseñar los logos que aparecen al principio de cada capítulo y darle el acabado final a las páginas que necesitan un retoque en Photoshop. Muchísimas gracias Marco, creo que has conseguido mantener el efecto de la edición original.

Y mientras avanzamos con la rotulación también tenemos que preparar la comunicación del libro. Aun quedaban meses para que el libro estuviera listo para imprimir, pero necesitábamos que IDW nos aprobara los tuits y demás publicaciones sobre el cómic.  Esta no era nuestra manera de trabajar, pero la verdad que ha sido muy útil plantear toda la promoción de manera conjunta desde el principio y es un método que hemos implementado para todos nuestros títulos.

En resumen, que me escribí todos los emails que se me ocurrieron sobre el cómic: antes de salir, en la salida, después de salir, por si lo has leído, por si no… escribí un montón de tuits y entradas para Facebook, artículos para el blog y todo lo que me vino a la cabeza. Junto a cada texto fui preparando su material gráfico, que eso también lo tienen que comprobar. Gracias a IDW tengo un montón de trabajo resuelto, así que mi yo del futuro les está dando ya las gracias.

Y aquí es donde nos encontramos ahora mismo. Con un libro casi listo para la aprobación final de IDW y para entrar en imprenta. Con todos los textos de apoyo escritos. Y con muchas ganas de enseñaros lo chulo que es, porque realmente creemos que os va a gustar.

Durante este proceso he superado miedos personales que podían estar frenando a The RocketMan Project. He visto otra manera de organizar la comunicación de los títulos que creo que nos va a ayudar en el futuro (por supuesto sin perder la espontaneidad que tienen las redes, porque no puedes tener todo al 100% preparado de antemano). Y lo más importante, hemos conseguido un título super interesante para nuestro catálogo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *